Desde el CorazónLupita Venegas Hola, Lupita: Mi nombre es Yadira. Yo he estado casada por lo civil solamente con miesposo durante siete años. Tenemos dos hijos.Mi dolor más grande fue cuando me di cuenta que el niño que había tenido mihermana era producto de la infidelidad de mi esposo.Yo los perdoné a los dos por el …

Desde el Corazón
Lupita Venegas

Hola, Lupita:
 
Mi nombre es Yadira. Yo he estado casada por lo civil solamente con mi
esposo durante siete años. Tenemos dos hijos.
Mi dolor más grande fue cuando me di cuenta que el niño que había tenido mi
hermana era producto de la infidelidad de mi esposo.
Yo los perdoné a los dos por el dolor que me causaron. Les propuse que no
se dijera nada del asunto y que nosotros miraríamos al niño como sobrino.
Comencé el proceso de divorcio, pero mi esposo nunca quiso separarse. La
semana pasada, él me pidió perdón por lo que había hecho
Yo decidí intentarlo. Ahora es cuando necesito tu ayuda, ya que él me
preguntó si yo estaría dispuesta a permitir que él pasara tiempo con el niño que
tiene con mi hermana, advirtiéndome, de paso, que debe apoyarla
económicamente. ¿Acaso quiere tener dos familias y que yo esté conforme con
eso? ¿Qué me está pidiendo Dios? Yadira.

Querida Yadira:
 
Es una pena que el hombre se deje llevar por sus pasiones sin pasar por el
velo de la reflexión todas sus acciones. El hombre o la mujer que comete adulterio
destroza corazones, vidas… y de ello entregará cuentas a Dios. Lo hecho, hecho
está, y no podemos cambiarlo.
Tu esposo debe saber que no es padre sólo quien engendra a un hijo, sino
quien le educa, se entrega a él, le dedica tiempo, le da una madre excepcional. Su
infidelidad ha sido un gravísimo error, tanto de él como de tu hermana, pero no
deben cometer un error tras otro. Ya hubo uno. El siguiente error sería pretender
tener dos familias. Tu hermana debe afrontar las consecuencias de sus actos.
Ella se metió con un hombre casado, y esto implica que no contará con él
como esposo o padre de sus hijos. Ella debe crecer ante los ojos de Dios, educar a

sus hijos en la Fe y ser una mujer nueva que pueda atraer a otro hombre para que
le dé su amor y proporcione a su hijo el cariño de un padre.
 
¿Qué te recomiendo?
 
Si él te pide perdón, perdónalo. Ámalo con inteligencia.  Esto significa: “logra
obtener lo mejor de él y actúa de tal modo que todos puedan ganar el Cielo”.
1 Acércate a Dios. Búscalo sinceramente a través de un Cursillo de
Cristiandad. (Averigua en tu parroquia dónde hay estos Cursillos). Conoce a
Jesucristo y ¡ámalo!  Esto te permitirá orar por él y también por tu hermana.
2.- Reconoce tu valor como mujer, ¡ERES HIJA DE DIOS!, mereces que un
hombre te dé tu lugar como SU ESPOSA ante Dios.
3 Prepárate: toma cursos de superación, de desarrollo humano; (busca uno
en tu parroquia o en algún lugar en el que Cristo sea lo más importante.
4 Cuando estés lista, ponte en manos de Dios y habla con tu esposo: “¿Estás
dispuesto a hacer todo bien a partir de ahora?; es decir: ¿A casarte conmigo con la
bendición de Dios (Sacramento del Matrimonio); a iniciar una vida nueva con
nuestros hijos, a entregarle a Dios una familia integrada y feliz?”
Si él quiere vivir una especie de “bigamia”; es decir, convivir con las dos, tener
y sostener dos familias y que ustedes estén contentas con eso… ¡ES ESCUCHAR
AL MAESTRO DE LA MENTIRA! Esto los llevará a un infierno aún mayor que en el
que ya viven.
En tal caso, es mejor que tú sola saques adelante a tus hijos invitando a
Cristo a ser el padre. Haz lo correcto y Dios te bendecirá. Si tú hablas con él y
sucede el milagro, si se encuentra con Cristo y decide casarse contigo… las
bendiciones correrán como agua de río porque estarán haciendo la voluntad de
Dios.
Vive en clave de eternidad. Dile a Jesús cuánto le quieres amar y cuánto
anhelas ganarte el Cielo.

Sign up for free class

It’s easy and free!
Ce Chavez

Ce Chavez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *