LUPITA VENEGAS / DESDE EL CORAZÓN  Querida Lupita: Me siento bombardeada por el tema de la legalización de uniones homosexuales. Era algo que no creía que pasara en México, pero me doy cuenta de que esto está ya casi en todo el mundo. Es más, cunden la promoción del aborto, el desenfreno sexual y los …

LUPITA VENEGAS / DESDE EL CORAZÓN

 Querida Lupita:

Me siento bombardeada por el tema de la legalización de uniones homosexuales. Era algo que no creía que pasara en México, pero me doy cuenta de que esto está ya casi en todo el mundo. Es más, cunden la promoción del aborto, el desenfreno sexual y los divorcios, que son cada vez más. 

Me pregunto: ¿Qué es lo que sigue y qué puedo hacer yo como maestra de secundaria ante estas situaciones? Quiero influir en mis alumnos, pero parece imposible. Ellos tienen en la mente la idea de que todo esto es normal. 

Ayúdame para orientarlos. Yo, además de maestra, soy esposa y mamá de tres niños de 8, 6 y 4 años. Quiero ser factor de cambio, y a veces me siento con las manos atadas.

Te agradeceré tu opinión.

Ma. Dolores

Lolita:

Necesitamos muchas maestras y mamás comprometidas como tú. Estás enumerando los síntomas de la cultura de la muerte, y lo que sigue, de acuerdo a la experiencia en otros países, es que los grupos de la ideología de género luchen por los “derechos” de los pederastas, por la despenalización del incesto, etc. El final de esta cultura que entroniza el placer inmediato y desprecia la vida eterna, es la muerte.

En cuanto al primer tema que planteas, los países en los cuales el “matrimonio” homosexual es legal en todo su territorio son:

·

 Países Bajos (desde 2001)

 · Bélgica (desde 2003)

 · España y Canadá (desde 2005)

 · Sudáfrica (desde 2006)

 · Noruega y Suecia (desde 2009)

 · Portugal (desde 2010)

Además, el “matrimonio” entre homosexuales es legal en seis de los Estados de la Unión Americana:

. Massachusetts (desde 2004)

 · Connecticut (desde 2008)

 · Iowa y Vermont (desde 2009)

· New Hampshire y Washington D.C.

 (desde 2010

Y en una Entidad Federativa de México:

 · México, D. F. (en vigor desde marzo

de 2010)

Como ves, no es en todo el mundo, aunque sí están llevándose a cabo numerosas estrategias para legalizarlo en cada día más lugares.

 Para poder influir y ser “agentes de cambio”, debemos conocer qué es la Cultura de la Vida, comprometiéndonos a difundirla por todos los medios.

Lo primero es documentarnos. Hay sitios en Internet que pueden informarnos y formarnos: www.noticiasglobales.org www.tenemosquehablar.org,

 www.porelamordediosentodoelmundo.org, entre otras.

 A través de ellos nos daremos cuenta de que en el fondo existe una lucha por el alma del mundo. El Bien y el Mal se enfrentan. Dios nos quiere para la vida que no acaba y el enemigo nos quiere para su reino de tinieblas y dolor eterno. 

Por todo esto, vamos a interesarnos por los Cursos de Biblia y por el conocimiento del Catecismo de la Iglesia Católica. Conocer la Doctrina Social de la Iglesia y leer los documentos pontificios son un imperativo para quienes quieren cambiar esta Sociedad. Todo esto, además de buscar tener un encuentro personal con Cristo.

Lo insustituible es enfrentar esta batalla espiritual con vida de oración. Dice Jesucristo en Mc. 9,29, “Esta clase de demonios no puede ser expulsada sino con la oración”. De modo particular, quiero invitarte a consagrar tu vida, la de tu familia y tus alumnos, a los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Hazlo cada mañana, antes de salir de la cama. Por otra parte, es valiosísimo el rezo del Santo Rosario, meditando con interés los diferentes escenarios que nos propone cada Misterio. 

Puedes hacerlo sola todos los días o buscar apoyarte en un grupo y rezarlo al menos una vez por semana.

 El Mal avanza porque el Bien no hace nada. Pongámonos las pilas y enfrentemos esta contienda con oración y acción bien estudiada.

Lupita Venegas/Psicóloga

Sign up for free class

It’s easy and free!
Ce Chavez

Ce Chavez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *